17 de mayo: Día de la Conciencia Vial Activa

El juicio por la muerte de Sol y Agustín, y las graves lesiones de Fernanda concluyó el pasado viernes con una sentencia que sienta un precedente para juzgar los accidentes de tráfico. Rescatamos la propuesta de una comunidad educativa que pone en agenda el debate sobre la conciencia vial, la colectivización del saber como forma de cuidado y las herramientas que son necesarias para que lo ocurrido el 17 de mayo de 2021 nunca se repita.

Por Anabella Antonelli y Juan Pablo Pantano para The Ink

El abrazo colectivo en la puerta de Tribunales II en la ciudad de Córdoba abrigó el sentimiento de que es “un granito de arena para que tengamos una mejor convivencia en la calle. Siento alivio. Significa mucho”, dijo Fernanda emocionada. La sentencia fue un gozne en Córdoba. Modifica la forma en que se sancionan las conductas viales irresponsables y sin escrúpulos que provocan muertes al volante, algo que, hasta ahora, solo se juzgaba como accidentes.

Al término del juicio, Claudio Orosz, abogado querellante, afirmó que “sería bueno que todo el dinero que se recaude de las multas, como lo dice la propia ley provincial, se aplique realmente a la prevención y educación, desde la escuela primaria”. tendríamos que tener clases de tránsito para que respeten (las normas de tránsito)”.

Detrás de los abrazos, los micrófonos abarrotados y las primeras reacciones a la sentencia, hay una bandera amarilla, verde y naranja colgada de una barandilla. “Si te cuidas tú, nos cuidas”, “Gracias al caso de Sol pudimos entender qué es la conciencia vial”, dicen algunas frases. Abajo, tres letras: IEC. La bandera, que acompaña el momento de la sentencia, es la expresión del trabajo colectivo que se realiza en la escuela secundaria Instituto de Educación Córdoba.

accidentes-carreteras-educacion-sol-agus-fer-2

En el IEC, la “Tragedia de la Circunvalación” impactó de manera singular. Sol cursó el bachillerato en la institución, participó activamente en el Centro de Estudiantes y compartió espacios organizativos con algunas de las personas que actualmente ejercen la docencia. “Llevábamos mucho a Sol porque venía a nuestra escuela y estaba sentada en nuestras aulas, en nuestras bancas. Podría haber sido nuestra pareja, podríamos haber sido nosotros -le dijo a un alumno-. Era una amiga, era parte importante de la vida de las personas que hoy nos enseñan en esta escuela”.

Al inicio del año escolar, los docentes planificaron los proyectos comunes a realizar durante el año. La Tragedia de Circunvalación apareció con la fuerza de la trama afectiva y la preocupación por un problema recurrente. Decidieron incorporar el 17 de mayo a la pancarta de “actos y homenajes” del IEC, declarándolo “Día de la Conciencia Vial”.

“Entré en contacto con familiares y amigos del grupo que se movilizaba y organizaba para exigir justicia. El juicio aún no había comenzado, pero se hablaba de mayo”, dijo Francisco Filippi, docente de la institución. Estaba clara la importancia de realizar una actividad, aunque “no sabíamos muy bien qué hacer, sí sabíamos que teníamos que contar la historia de Sol y lo que pasó, y poner en juego el debate sobre la concienciación vial, algo muy poco trabajado en las escuelas”, añade.

En los primeros días de marzo invitaron al padre de Sol, Carlos Vignolo, y al hermano de Agustín, Daniel Burgos, para conversar con docentes, equipo directivo y personal del colegio, organizar unas charlas y actividades conjuntas, convocando para el 17 de marzo. “Ese fue el primer encuentro con este admirable e interesante movimiento de familias. A partir de ahí, comenzamos a conversar con los niños y niñas, invitándolos a la marcha, involucrando al Centro de Estudiantes -dice Alina Dreyer, directora del Nivel Intermedio-. La idea original era hablar de conciencia vial, pero en el proceso nos dimos cuenta de que es conciencia vial activa”.

La diferenciación es significativa, la conciencia activa busca generar una mirada no punitiva; no reducido a leyes de tránsito, multas y sanciones; no se reduce a manuales abstractos de difícil puesta en práctica. Conciencia Vial Activa busca repensar los comportamientos de circulación, tránsito, repensar las formas de conexión en el espacio público. Activo significa, principalmente, que se construye en espacios comunes, colectivos, que responde a las necesidades y contextos sociales en los que se desarrolla.

Los estudiantes de 5to año de Estudios Sociales tomaron la iniciativa en la organización del día. Carlos y Daniel regresaron, esta vez para hablar con ellos. Uno de los puntos centrales del debate fue diferenciar “accidente” de “delito”, en consonancia con la posición de las familias, además de la importancia, en el pedido de justicia, de concienciar sobre la educación vial.

“No sabía mucho sobre el tema y, para ser honesto, tampoco me interesaba. Pero cuando los familiares vinieron a contarnos lo que pasó con Sol, Agus y Fer, fue como si me abrieran los ojos. Pensé en todas las situaciones por las que pasamos a diario sobre este tema. De ahí entendimos la importancia de hablarlo en la escuela, sobre todo con los más pequeños, que todavía no manejan y es bueno que aprendan a manejar desde el cuidado del otro”, comentó un alumno de 5° año.

accidentes-carreteras-educacion-sol-agus-fer

¿Cuándo se enseña a los conductores la responsabilidad social que implica la conducción de un vehículo? En Córdoba, para obtener la licencia de conducir se debe superar una serie de pruebas para demostrar conocimientos de conducción, señalización y normas de tránsito. Para pasar de “teórico”, se sugiere estudiar el “Manual del Buen Conductor”, un archivo de 24 páginas de preguntas y respuestas que nada tiene que ver con generar una cultura del cuidado y la responsabilidad colectiva.

El Ministerio de Educación de Córdoba propone la “Cultura Vial” como uno de los ocho ejes transversales que articulan los aprendizajes en el nivel secundario. Sin embargo, al igual que sucede con otros contenidos que incluso tienen rango legal, como la Ley de Educación Sexual Integral, no existe una sistematicidad en su dictado.

Cómo estamos en la calle o en la acera es, como cualquier situación social, aprendido en un amplio repertorio de posibilidades que ofrece la sociedad. Todavía con márgenes de decisión, “Estos comportamientos no son aislados, sino que hay algo que los rodea”, explicó el antropólogo e investigador del CONICET especializado en Antropología Vial, Pablo Wright. “En el caso de Argentina, lo que rodea estos comportamientos es un Estado deficiente, una relación ciudadano-Estado donde siempre pensamos que el Estado nos quiere hacer daño y una transgresión constante de las normas en todos los ámbitos de la vida, y eso se ve en el tema vial en las transgresiones cotidianas que cometemos como peatones o como conductores”, señaló.

accidentes-carreteras-educacion-sol-agus-fer-8

El 17 de mayo apareció la palabra “ritual” en todas las puertas de las aulas. Los versos que acompañan eran de un poema de Sol. En el interior, los estudiantes compartieron producciones que habían realizado previamente con sus compañeros, generando debate y reflexión sobre la conciencia vial. La jornada contó con una instancia de capacitación y elaboración de carteles, finalizando con una puesta en común colectiva.

Nadia Dreyer, docente de la institución, nos comentó: “Es difícil recuperar y contar las vivencias y sensaciones que nos trajo la realización de este día, porque fue de un hecho tan trágico, tan absurdo, tan sin sentido, tan conmovedor. Me vino a la mente un grupo de niñas de primer año que estaban armando el cartel y me preguntaron si podían escribir: ‘Sol llegó al sol’. Me pareció que expresaba un poco de tratar de darle sentido a todo esto”.

“El final del día fue muy conmovedor e impactante. Somos una comunidad más fuerte cuando nos ponemos de acuerdo y nos juntamos para hacer algo que sabemos que vale la pena y que conlleva cierto respeto y atención”, comentó un alumno al final de la actividad. En semicírculo, en el patio del colegio, la comunidad educativa elaboró ​​la bandera colectiva que sería llevada al juicio. De fondo, se oía a León Gieco cantándole a las ausencias que “aparecen de la nada, a cualquier hora del día, como refugio de los sueños victoriosos y perpetuos. Siempre presente como el aire al respirar”. El lienzo vacío se llenó de frases, dibujos, consignas: «No te hagas el tonto, si estás borracho, no manejes», «Cuidémonos entre todos», “Concienciación vial colectiva”, “Justicia para Sol, Agus y Fer”.

300 personas alrededor de una bandera producida en el tiempo que dura una canción, pero con el trabajo de meses enteros y la esperanza de que funcionara como un homenaje, como una forma de acompañar el pedido de justicia, como una forma de pensarlo. otro, pensar colectivamente. Un poema de Sol y otro de un alumno cerraron la jornada.

accidentes-carreteras-educacion-sol-agus-fer-4

“Ver la bandera del IEC en el juicio me enorgullece -dijo un integrante del Centro de Estudiantes-. Es ser parte de una escuela comprometida, donde tanto docentes como alumnos decidimos demostrar que estábamos presentes. Necesitamos hablar de conciencia vial activa, tenemos las herramientas para cambiar estos paradigmas sociales. Estos casos reflejan eso”.

Lo ocurrido en la escuela marca la necesidad de generar debates, reflexiones y consensos populares en relación a la conciencia vial, el cuidado colectivo, las formas existentes de habitar y apropiarse del espacio público. El 17 de mayo es una fecha que quedará grabada en el cuerpo y la memoria de todas las personas cercanas a Sol, Agus y Fer. Es una fecha que marca también una forma de ser y estar en una institución, una comunidad que decidió colectivizar la conciencia. Que decidió hacer de un hecho absurdo y doloroso una instancia de memoria y debate. Nunca más un 17 de mayo pasará desapercibido en la escuela. Que así sea para cada rincón de los territorios que habitamos. Deja que la conciencia se multiplique y se expanda.

“Es muy importante que este tema haya llegado a la escuela. Capaz, si no fuera por las ganas, la onda y el cariño de las personas que llevaron a cabo este día, y de la familia de Sol y Agus, nos hubiera pasado desapercibido y es importante que esto no haya pasado. pasó”, concluyó un estudiante.

*Por Anabella Antonelli y Juan Pablo Pantano para La Tinta / Imagen de portada: A/D.

Comentarios

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*