PORTACIÓN DE PREJUICIO AZUL

En el Código de Faltas conviven figuras que no sancionan conductas concretas, sino que dejan un amplio margen de arbitrariedad a la Policía para perseguir a diferentes grupos de personas según estereotipos construidos en base a su color de piel, vestimenta o barrio. La utilización de esta maquinaria punitiva significa un constante acoso policial, principalmente, sobre jóvenes hombres de entre 18 y 25 años de edad provenientes de los barrios pobres de la ciudad y con determinadas características socioculturales. Esto, ha dado lugar a lo que se conoce como detenciones por “portación de rostro”. En Córdoba, cada 20 de noviembre, nos movilizamos en la Marcha de la Gorra para pedir la anulación del Código de Faltas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s