LLOVIZNAS

La llovizna cae constante sobre los miles que marchamos por el centro de Córdoba. Llovizna, por momentos parece lluvia, pero no impide el encuentro sincero, la sonrisa y el canto emotivo, el paso firme, los pañuelos, todas las banderas.

Tal vez la llovizna se confunde en llanto y angustia por los cientos de pibes asesinados en esta democracia insuficiente. Sus rostros quietos y sonrientes en los carteles a color, se mojan junto a los históricos rostros en blanco y negro de las pancartas de los desaparecidos.

Y el aguacero riega esa idea de memoria viva, de nuestros sueños enraizándose con los sueños de los miles de compañeros y compañeras que ya no están.

Treinta y nueve años del golpe, mucho por cambiar y tanto por construir.

Córdoba, 24 de Marzo de 2015.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s