De norte a sur, de este a oeste: Nos siguen matando

Ella, había empezado la universidad hacía dos días. Hace 9 meses fue baleada, quemada y arrojada en un basural.
Romina Marylín Ríos, 18 años.
Él, un policía recién salido de la academia, sin ningún día de servicio, con su arma reglamentaria.
Pedro Miguel Ángel Ortíz, 18 años.
Patquía, pequeño pueblo a70 kilómetros de La Rioja.
A 9 meses del femicidio, lo declararon culpable, pero la familia exige que se culpe a los cómplices también.
Cortaron la Ruta Nacional 38 y marcharon en Patquía

Dijimos #NiUnaMenos y nos siguen matando.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s