CARNAVALES 2016 – CORDOBA

Compramos un 2×1 de espuma y esperamos que dure lo suficiente. Corremos entre la gente buscando una víctima. Todos reciben espuma por igual, niños, viejos, mujeres, varones. No podemos dejar de reírnos aunque la espuma entra en la boca.

El carnaval se mete a las casas, abre las ventanas con la música, golpea la puerta con las risas, y los colores inundan cada rincón del barrio.

Al principio miramos, caminamos entre la gente. Saludamos a los conocidos. Poco a poco el carnaval nos toma, nos entra en el cuerpo. Y nos confundimos entre todos los vecinos. En la calle bailando, mojados, riéndonos. Dicen que ahí somos y hacemos lo que no podemos el resto del año. Que el diablo anda entre nosotros y entonces nos sentimos más libres de ser y hacer.

Yo quisiera entonces, que todo el año estemos de carnaval. Los vecinos todos iguales, riéndose, divirtiéndose. Ojalá que en el carnaval seamos más nosotros que en otros momentos del año. Ojala siempre fuese carnaval.

 

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s