LLOVIZNAS

La llovizna cae constante sobre los miles que marchamos por el centro de Córdoba. Llovizna, por momentos parece lluvia, pero no impide el encuentro sincero, la sonrisa y el canto emotivo, el paso firme, los pañuelos, todas las banderas. Tal vez la llovizna se confunde en llanto y angustia por los cientos de pibes asesinados…