El etiquetado frontal llegará a las góndolas el 20 de agosto

Por Revista InterNos

El Ministerio de Salud anunció la fecha a partir de la cual los alimentos y bebidas comenzarán a advertir, a través de octágonos negros, el exceso de azúcares, grasas totales, grasas saturadas, calorías y sodio. La medida se apega a la Ley de Promoción de la Alimentación Saludable, publicada en el Diario Oficial en noviembre del año pasado.

La entrada en vigor del etiquetado frontal se aplicará en primera instancia a las grandes empresas. Para las pymes, el plazo se amplió hasta febrero de 2023. Sin embargo, desde el Ministerio revelaron que recibieron 2.658 solicitudes de prórroga, de las cuales el 35% fueron aprobadas.

Esta solicitud se puede realizar en los casos en que exista una limitación con razones justificadas para cumplir con el cronograma de implementación del etiquetado. La categoría de dulces, mermeladas, jaleas, confites y conservas fue la que acumuló mayor número de pedidos, con el 21,62% del total. Le siguieron pan y galletas con 15%, embutidos y conservas de carne con 14,45% y lácteos con 11,27%.

Herramientas de acceso abierto para un consumo informado

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (ANMAT) implementó un Sistema de Declaración de Sellos y Advertencias Nutricionales. Este instrumento establece los trámites, procedimientos, plazos y especificaciones requeridas para la declaración jurada, las solicitudes de prórroga y la solicitud de casos especiales.

Esta herramienta se suma al Sistema de Información Federal para la Gestión del Control de Alimentos (SIFeGA), que permite desarrollar una “calculadora de sellos” con la que es posible medir qué productos tienen nutrientes críticos iguales o superiores a los límites definidos por la ley . Vale aclarar que es una herramienta de acceso público y abierto: toda la comunidad puede consultarla.

Otras herramientas relacionadas son la Gestión de la Declaración Jurada del Sistema de Avisos y Sellos Nutricionales, que contiene información actualizada sobre el contenido de nutrientes críticos, calorías y presencia de cafeína o edulcorantes; y el Sistema de Sellos y Advertencias disponible en el sitio web de ANMAT, donde se encuentra accesible una amplia variedad de recursos para la implementación del etiquetado nutricional frontal.

*Por Revista InterNos / Imagen de portada: InterNos.

Comentarios

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*